Mi cuenta
  • No hay productos en el carrito.
los beneficios de la ashwagandha para el bienestar emocional

Durante más de 4.000 años, la raíz de ashwagandha se ha utilizado en la curación tradicional de Ayurveda para reforzar la salud y el bienestar general, pero actualmente está experimentando un importante crecimiento en todo el mundo a causa de una explosión reciente de estudios sobre farmacología y medicina que han demostrado su eficacia científicamente.

Para los que todavía no la conocen, la ashwagandha o withania somnífera es una planta originaria del Himalaya conocida por su eficacia para combatir el estrés e insomnio. Sin embargo, esta planta tiene otras muchas propiedades menos conocidas pero muy interesantes que la convierten en un superalimento a incorporar en nuestra dieta.

La raíz de ashwagandha es una hierba adaptogénica que ayuda al cuerpo a adaptarse con éxito a condiciones estresantes. Los estudios clínicos corroboran su efecto para mejorar el enfoque i bienestar mental i aumentar el rendimiento físico.

Es una de las pocas hierbas con efectos significativos tanto en aspectos psicológicos como fisiológicos del funcionamiento humano, aunque quizás su propiedad más conocida es su efecto para combatir la ansiedad y favorecer la conciliación del sueño.

La importancia de escoger bien

Sin embargo, no todas las partes de la ashwagandhas son iguales y es importante saber escoger la que te va aportar los beneficios que se le otorgan. Y esto, ¿porque es debido?

Tanto en ensayos clínicos independientes como en miles de años de uso tradicional, la raíz ha sido la parte de la planta donde se concentran sus beneficios adaptogénicos y no en otras partes, como son las hojas.

El hecho es que el uso de las raíces tiene una base científica significativamente mejor en términos de evidencia clínica humana que el uso de hojas y la cobertura de ashwagandha en trabajos de referencia, como las farmacopeas, solo se encuentra en la raíz. Estas obras de referencia son la Farmacopea de los Estados Unidos, la Farmacopea británica, la Farmacopea de la India, la Farmacopea ayurvédica, la de Materia Médica de la India, la monografía de Health Canada y la W.H.O. y algunos organismos reguladores de algunos países europeos solo permiten la raíz de la planta ashwagandha y no las hojas.

Por lo tanto, para escoger el producto adecuado es importante tener en cuenta que el suplemento contenga una marca registrada de este ingrediente para asegurar que se extrae de la raíz y que se han hecho los estudios de eficacia y seguridad que garanticen su máxima calidad, seguridad y eficacia.

Y es que es importante combinar lo tradicional con la rigurosidad científica y el cumpliendo los estándares de producción y trazabilidad actuales para aportar las mejores soluciones a los retos de la salud que se nos presentan.

Deja un comentario: