Mi cuenta
  • No hay productos en el carrito.
insomnio: consejos utiles para combatirlo

Entre el 10% y el 15% de la población mundial sufre insomnio crónico y, en concreto, en España lo sufren más de 4 millones de personas, según datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN), una cifra a la que hay que añadir aquellos que tienen insomnio transitorio, que representan entre el 25% y el 35% de la población adulta.

Causas del insomnio

La mayoría de las veces el insomnio viene motivado por causas médicas:

  • Enfermedades metabólicas, neurológicas, reumatológicas, digestivas, cardiovasculares, todas las que pueden interrumpir el sueño por el dolor (fibromialgia, cefaleas, etc…) y urológicas (necesidad de micción, infecciones, próstata…). También puede originarse durante el embarazo y la menopausia.
  • Enfermedades psiquiátricas (ansiedad, depresión, esquizofrenia…), y enfermedades propias del sueño como piernas inquietas o síndrome de apnea del sueño, etc…

Pero hay periodos del año en que esta problemática está ligada a un factor ambiental, coincidiendo especialmente en las épocas de más calor. Durante el verano, el aumento de las horas de luz solar y las altas temperaturas pueden incrementar sustancialmente estos episodios de insomnio en muchas personas.

Según una encuesta realizada por el Centro de Investigación sobre Fitoterapia (INFITO) en la que participaron 1.400 personas, 7 de cada 10 españoles padecen alteraciones del sueño debidas al calor y a los cambios en los hábitos del sueño que se producen en el periodo estival.

Consejos para evitar el insomnio

  • Evita practicar ejercicio físico de intensidad antes de irte a dormir. Es mejor practicar alguna actividad física moderada durante la mañana o unas horas antes de acostarte.
  • Crea un ambiente relajado en tu dormitorio, evitando la intensidad de la luz y el uso de aparatos electrónicos.
  • Márcate rutinas asociadas al sueño, como el ir a la cama a la misma hora y/o después de una ducha o baño con agua templada.
  • Climatiza tu dormitorio. No uses aire acondicionado mientras duermes, pero si puedes ambientar tu dormitorio antes de acostarte y abrir las ventanas durante la noche.
  • Evita el consumo de alcohol y las comidas copiosas. Por la noche es recomendable tomar alimentos que faciliten el sueño, por su alto contenido en triptófano, como la leche, los huevos y el plátano.
  • Toma plantas medicinales y productos naturales que te ayuden a facilitar el sueño. La Ashwagandha, el azafrán, la pasiflora, etc… son productos eficaces y seguros para esta indicación.

Deja un comentario: