Mi cuenta
  • No hay productos en el carrito.
ansiedad y dietas alimentarias: ¿ansiedad por comer o comer por ansiedad?

Cuando tienes un mal día y llegas a casa cansado y agobiado buscando sentirte mejor en tu entorno, muchas veces optas por abrir la despensa y empezar a comer de forma compulsiva lo que más te apetece, sin pensar en lo que estás haciendo.

Esto nos ha pasado a casi todos en algunas ocasiones. El problema radica cuando esta situación se convierte en una costumbre que acabas incorporando en tu vida día tras día. Empiezas a ganar peso de manera importante y a ocasionar desajustes en tu organismo y en tu sistema metabólico (hipertensión, colesterol, triglicéridos…) que pueden llegar a afectar de manera importante a tu salud.

Para muchas personas, comer se convierte en una forma de paliar la ansiedad y el estrés, pero comer para sentirnos menos ansiosos, también genera muchas veces un sentimiento de culpa que hace que nos sintamos mal con nosotros mismos y así empieza un círculo vicioso, hasta que nos damos cuenta de que tenemos que buscar una solución.

En primer lugar, debemos conocer el origen de nuestras tensiones para poner remedio y así poder conseguir controlar esta ansiedad y ganas compulsivas por comer.

Hay muchas cosas que nos pueden ayudar a conseguirlo: ejercicios de relajación y meditación, realizar ejercicio físico de manera habitual, tomar complementos alimenticios naturales que nos ayuden a relajarnos y sentirnos mejor, mejorar la autoestima con ayuda de profesionales y también mejorar los hábitos alimentarios.

Además, si esta situación nos ha llevado a tener sobrepeso u obesidad será importante seguir una dieta de adelgazamiento hasta conseguir llegar a un peso óptimo que no ponga en riesgo nuestra salud. Sin embargo, seguir una dieta de adelgazamiento y más en una fase inicial, cuando todavía sentimos muchas ansias por comer, puede resultar complicado.

Realmente, uno de los principales problemas de las personas que están realizando una dieta de adelgazamiento es poder “controlar” el deseo de comer. Un estudio poblacional* ha demostrado que el 53% de las españolas sufre ansiedad cuando hace dieta y este es el principal motivo para no cumplirla.

Y es que cada vez está más clara esta conexión entre comida y bienestar emocional. De hecho, en la pirámide de alimentación saludable publicada por la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) ya aparece el equilibrio emocional como un elemento básico para favorecer una alimentación saludable, y el mantenimiento del peso corporal en niveles adecuados.

Por lo tanto, conseguir ese equilibrio emocional será clave para nuestro bienestar y salud.

* Estudio realizado por Nutrición Center entre las más de 7.500 personas incluidas en su base de datos, a través de las más de 2.000 farmacias que tienen en toda España.