Mi cuenta
  • No hay productos en el carrito.
aceite oliva, alimentación antiaging, especias

EL ESTRÉS OXIDATIVO

Los alimentos antiaging te pueden ayudar a cuidar tu piel y tu salud.

Por eso, la frase «somos lo que comemos» nadie la pone en duda, ya que el desarrollo de algunas enfermedades se acelera por una alimentación desequilibrada y hábitos poco saludables. Estos malos hábitos, provocan un estrés oxidativo uqe afeca a nuestra salud y también al estado de nuestra piel.

Los radicales libres provocan una degradación de las proteínas que protegen la piel y una disminución de la producción de colágeno, elastina y ácido hialurónico. Como consecuencia, se produce la pérdida de firmeza, elasticidad e hidratación, que se manifiesta en la aparición de arrugas.

Los alimentos antioxidantes contrarrestan el estrés oxidativo que soportan los tejidos y que poco a poco va inflamándolos y dañándolos. Por eso, es esencial incorporar en nuestra dieta algunos llamados super alimentos antiaging, fuente de numerosas propiedades beneficiosas para nuestro organismo y por descontado, para nuestra piel.

LA ALIMENTACIÓN ANTIAGING

Una alimentación antiaging debe incluir alimentos frescos, vegetales, legumbres y pescado. Siguiendo estas pautas, conseguiras incorporar en tu dieta alimentos que son verdaderos aliados para tu piel y para tu salud en general.

Verduras: lechuga, hortalizas, tubérculos. Es importante incluir el color verde en tus platos porque la clorofila es antioxidante, rica en carotenoides y un excelente depurativo.

Legumbres: lentejas, garbanzos, alubias, habas, guisantes… son fuente de grasas saludables para el organismo que pueden ayudar a prevenir enfermedades metabólicas,

Superfoods: el cacao, el açai, la cúrcuma, el jengibre, semillas de cáñamo, el kale, entre otros, son alimentos excepcionales que es importante incluir también en nuestra dieta. Los superfoods son alimentos que por sus propiedades antioxidantes y antiaging refuerzan tus defensas y te mantienen joven por dentro y por fuera.

Pescado azul: salmón, boquerón, sardinas. Su alta proporción de Omega3 y astaxantina lo convierten en un gran aliado para nuestra salud cardiovascular.

Cereales en grano: avena, quino, mijo. Su aporte en fibra e hidratos de carbono de absorción lenta nos ayuda a mejorar el aparato digestivo, controlar la tensión arterial, el colesterol y la glucemia

Aceite de Oliva Virgen: Su contenido en ácido oleico y polifenoles nos ayudaran a controlar el colesterol.

Bayas: moras, arándanos, frambuesas, fresas. Contienen excelentes antioxidantes además de ser ricos en vitamina C. La vitamina C contribuye a la formación normal del colágeno y también contribuye a la protección de las células frente al daño oxidativo.

Hidratación: agua, infusiones y caldos vegetales. La hidratación es esencial para el buen funcionamiento del organismo.

El té: el té verde es un potente antioxidante rico en polifenoles y por lo tanto importante para revertir los signos del envejecimiento. El té rooibos, infusiones de hibisco etc… pueden ser unos buenos sustitutos del café.

Otras premisas a tener en cuenta son:

  • Eliminar los azúcares de índice glucémico elevado sustituyéndolos por algunos alimentos de sabor dulce como plátanos, uvas e higos.
  • Es mejor tomar chocolate que bollería industrial.
  • Se debe moderar el uso de la sal y sustituirlo por especias para dar sabor a los platos. La cúrcuma, el ajo, el jengibre o la nuez moscada pueden ser unas opciones saludables en este sentido.
  • No cocer en exceso los alimentos para evitar perder sus múltiples propiedades
  • Reducir el exceso de alcohol.

Además, el aporte de suplementos alimenticios que incluyan antioxidantes para actuar sobre este proceso, así como colágeno específico para la piel es una buena alternativa terapéutica para mejorar el estado y aspecto de nuestra piel.

 

 

 

 

Deja un Comentario: